Sushi vegetariano

Dragon Roll con aguacate, zanahoria, pepino y tofu
Versión vegetal del clásico Dragon Roll

Hay mucha gente que, por una razón u otra, no se acerca al sushi porque lo relaciona con el pescado crudo. Pero, como bien sabrás si has leído este artículo sobre su origen, el sushi es un plato que tiene su base en el clásico arroz avinagrado, al que le podemos añadir cualquier cosa que se nos ocurra. Y sí, normalmente es pescado o marisco, pero lo bien cierto es que las verduras le van de muerte. Por eso, cada vez más, en las cartas de los restaurantes podemos encontrar variedades de sushi elaboradas única y exclusivamente con vegetales. Vamos, lo que viene siendo el sushi vegetariano.

¿Y por qué querría alguien en su sano juicio prescindir del pescado a la hora de comer sushi? Pues por varios motivos. Dejando a un lado a vegetarianos y veganos, que ya sabemos que no ingieren alimentos de origen animal, hay gente con alergia al pescado y al marisco. También está el caso de las embarazadas, un grupo de población al que le da reparo tomar alimentos crudos. Otro sector, el de los prudentes, pasa de comer pescado crudo por miedo al famoso anisakis o por no fiarse de la frescura de la materia prima que le vayan a servir. Y no menos importante: hay mucha gente a la que, simple y llanamente, no le gusta el pescado. Por eso, el sushi a base de vegetales es una opción cada vez más extendida.

Vale, pero entonces, ¿qué le meto a un sushi para vegetarianos para que esté rico? Buena pregunta. Los ingredientes más comunes a la hora de hacer sushi vegano son el pepino (de hecho, uno de los tipos de sushi más populares en Japón es el kappamaki, que sólo lleva tiras muy finas de pepino crudo), la zanahoria, o el tofu, aunque también es común encontrar variedades de sushi con pimiento, col lombarda (que le da un toque morado de lo más chulo), calabacín, espárragos, shiitake (las famosas setas japonesas) o frutas como el aguacate (sí, el aguacate es una fruta) o el mango, que por raro que suene le va de maravilla.

Si ya nos ponemos en plan profesional, podemos recurrir al daikon (o rábano japonés) o a las ciruelas encurtidas («umeboshi») para darle un toque diferente, y de paso quedarnos con la peña. Y rizando el rizo, incluso podemos prescindir del alga nori y enrollar nuestros makis con finísimas láminas de calabacín (te aconsejamos tirar de mandolina) o con hojas de lechuga. Además de estar buenos, quedan de lo más pintón.

En la sección de videos, puedes ver a la chef Taka Sasaki dando una lección magistral de cómo elaborar sushi vegetariano. Que aproveche.

¿Buscas un kit para hacer sushi? Mira en nuestra tienda